Tras su cierre el pasado 31 de diciembre, la fábrica gijonesa de Tenneco volvía hoy a llenarse de vida. Se incorporaron a las nueve de la mañana a su puesto 117 trabajadores de los 210 que formaban la plantilla hace ya un año, cuando se conocieron las intenciones de la multinacional estadounidense de cerrar la planta asturiana.
Seguir leyendo

Publicado: 28 de Julio de 2014