Los futuros de las bolsas europeas amagan con nuevas subidas

27 de Marzo de 2015

El Ibex, en clave electoral, busca sumarse a los avances para consolidar sus máximos de cinco años. La renta variable europea inicia la jornada con las referencias alcistas de Wall Street y de Asia. La Bolsa de Nueva York subió otro 1% al cierre del viernes, y esta mañana el Nikkei de Tokio ha replicado las subidas del 1% para alcanzar nuevos máximos desde el año 2000. Las compras también se han trasladado a la renta variable de China, con UBS más optimista sobre el cierre del año. Los inversores se han habituado en las últimas jornadas a vigilar de cerca la evolución del mercado de divisas. El euro, después de firmar su semana más alcista en año y medio, recupera por momentos los 1,08 dólares. Lejos quedan los mínimos de 2003 registrados el pasado lunes, antes de la reunión de la Fed, cuando se desinfló hasta los 1,045 dólares. La Bolsa española no pierde de vista las referencias del exterior. Pero los inversores reaccionan a los resultados de las primeras elecciones del año en España, las de Andalucía. Los comicios han confirmado la mayor fragmentación del voto, la ausencia de una mayoría absoluta y la irrupción de partidos como Podemos y Ciudadanos. Si el Ibex logra replicar el leve signo positivo de los futuros del resto de bolsas europeas podría reforzar los máximos de cinco años con los que cerró la semana pasada. El viernes, por fin, rompió la barrera de los 11.200 que había ejercido de freno desde el año pasado. Las bolsas europeas apuntan ligeramente al alza de cara a la apertura de la semana. Los inversores vigilan la cotización del euro mientras reciben el resurgir de los movimientos corporativos. La semana arranca con nuevos descensos en el mercado de commodities. El precio del petróleo se repliega, con el barril de Brent por debajo de los 55 dólares. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, se desinfla hasta cotizar cerca de los 46 dólares. El oro, por su parte, amaga con acercarse a los 1.200 dólares la onza.