El comportamiento innovador de las empresas españolas ha mejorado en los dos últimos años y ha recuperado el nivel previo a la crisis, según el Índice de Comportamiento Innovador 2015 de la cámara de Comercio de España, que ha aumentado 56 puntos desde 2012, año en el que se registró la cifra más baja desde el inicio de la crisis económica.

En rueda de prensa para presentar este primer índice del Observatorio de Competitividad Empresarial de Innovación, el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha explicado que la “buena noticia” de la mejora del comportamiento innovador de la economía española está protagonizada por las empresas que “se han convertido en el motor innovador de la economía española” en los últimos tres años.

Bonet ha explicado que la mejora del comportamiento innovador responde al mayor peso relativo de las empresas que aplican innovaciones, especialmente las no tecnológicas, aquellas relativas a mejoras organizativas y de comercialización, así como a la mayor eficiencia en la innovación tecnológica.

En concreto, el peso de las empresas que llevaron a cabo procesos de innovación no tecnológica se incrementó un 15% en 2014, lo que aumenta la base empresarial innovadora, mientras que el de las compañías que realizaron innovación tecnológica apenas creció en el mismo periodo.

La mejora también se explica por el “paulatino repunte” de los recursos humanos y el gasto dedicado a innovación, tras un periodo de evolución “desfavorable” en la última década.+info

Publicado: 21 de Mayo de 2016